Usuario
Contraseña
 
Regístrese Aquí.
Jueves 27 de Junio del 2019

 

 

      LICEO SINAÍ

 

Descripción:

Institución de Educación Secundaria Académica.

Escudo Liceo Sinaí

Teléfonos:

2770-6669   2770-2555 (fax)

Email:

liceosinai@gmail.com



Características de la comunidad y del centro educativo.

 

 

Ubicación geográfica

 

El Liceo Sinaí se encuentra a un kilómetro al este del parque central de San Isidro de El General y específicamente a 150 metros norte y 100 metros este de la Universidad Nacional Sede Región Brunca, en Barrio Sinaí. Pertenece al distrito No. 1  del cantón de Pérez Zeledón, que pertenece a la provincia de San José.

 

Visión

 

Generar procesos educativos de alta calidad para que el ser humano se desenvuelva plenamente en los diferentes ámbitos de la sociedad moderna, adecuando los medios y recursos que se  generan en el entorno del Liceo Sinaí.

 

Misión

 

Procurar la formación integral del ser humano, uniendo esfuerzos técnicos y administrativos con los estudiantes, padres de familia y comunidad en general.

 

 

Reseña histórica

 

El Liceo Sinaí pertenece al Circuito 01 de la Dirección Regional de Pérez Zeledón y fue fundado en 1999, comenzando labores en el mes Marzo, con siete grupos de sétimo nivel que recibían clases en las aulas de catequesis de la Iglesia Católica de San Isidro. Las aulas eran divisiones de un local, que era insuficiente para aislar el bullicio de un aula a otra, la dirección se separaba de las aulas por una cortina.

 

En el año 2000, los y las estudiantes, personal docente y administrativo, se vieron forzados a trasladar labores al local de las Asambleas de Dios, grupo cristiano que alquiló las instalaciones.

 

El inicio del 2001, trajo nuevamente la incertidumbre del local. Las dos primeras semanas de clases, los estudiantes fueron atendidos por los profesores en el gimnasio de la Escuela de Sinaí, por primera vez se trabaja con novenos y se tenía el reto de salir adelante con las Pruebas Nacionales. La construcción de instalaciones propias estaba bien encaminada, pero trabada por los trámites burocráticos. Por esta razón, el Liceo debió funcionar como un campus universitario: los sétimos recibieron lecciones en la antigua Escuela del Hoyón, los octavos años en el Salón Comunal y los novenos en la antigua sede regional del Ministerio de Agricultura y Ganadería frente al Banco de San José.

 

En el año 2002, se inauguraron las instalaciones del Liceo Sinaí, financiado por el Programa para el Mejoramiento de la Educación (PROMECE). Se construyeron 15 aulas, la sala de profesores, biblioteca, dirección, comedor y cuatro baterías sanitarias.

 

Para el 2003, la institución se proyecta con fuerza en la región y afianza su lugar, tratando de dar una imagen positiva, el personal supera las 25 personas y la matrícula de 719 estudiantes. Durante ese curso lectivo se construye el Taller de Artes Industriales, gracias a la colaboración de la Embajada de la República Federal de Alemania. Además, se instala un Laboratorio de Informática financiado por PROMECE.

 

A inicios del 2005, la comunidad estudiantil tuvo que acomodarse en 15 aulas, en un horario de 14 lecciones diarias. No se contaba con el servicio de comedor, una situación lamentable si se toma en cuenta que hay estudiantes de escasos recursos que viajan a pie desde comunidades como Cocorí y Pavones y solo portan 100 colones por día. A mediados de año se logra abrir el comedor escolar, se terminan de construir 7 aulas más, una oficina de Orientación  y una batería sanitaria. Estas nuevas aulas desahogan en parte la cantidad de secciones que utilizaban una misma aula.

 

A pesar de las dificultades mencionadas anteriormente, el Liceo Sinaí tiene su mística, porque tanto alumnos, profesores, personal administrativo incluyendo al director Don Adrián Solís Hidalgo aman estar ahí y se cuenta con excelentes profesores en todos los departamentos. Es importante señalar, que en ese año 2005, los alumnos de undécimo obtuvieron una de las mejores promociones del cantón en la Prueba Nacional de Matemática, con un 94%, algo histórico.